Archivos de la categoría Web

«Data Visualization using CartoDB» en Neventum

Tengo el blog más que abandonado y con ello contar un poco con que ando perdido últimamente (prácticamente en los últimos dos años). Ya me iré poniendo al día. Pero no quiero dejar pasar una interesante charla que se llevará a cabo en las oficinas de neventum, la empresa en la que llevo trabajando, precisamente, los últimos dos años.

CartoDB es una aplicación para visualizar en mapas tablas de datos geolocalizados. Es decir, supongamos que tenemos en una base de datos o en una tabla de una hoja de cálculo las ventas por ciudad de nuestra tienda online, y también tenemos las coordenadas de esas ciudades. Con CartoDB podremos generar fácilmente un elegante mapa donde visualizar esa información de manera clara. Entre los ejemplos que tienen en su web de mapas generados con esta utilidad está el de accidentes de bicicletas en la ciudad de Chicago, que ayudará a hacerse una idea de la capacidad de la aplicación. CartoDB es software libre que además se ofrece en modalidad de software como servicio si no disponemos de los medios para montarlo por nosotros mismos.

Dentro de una serie de charlas que realizarán los chicos de CartoDB en el marco del MWC está «Data Visualization on maps using CartoDB», que, como ya comenté, tendrá lugar en las oficinas de neventum:

Para asistir al evento es necesario registrarse gratuitamente.

Nace la WordPress Foundation

Hoy nace oficialmente la WordPress Foundation, la entidad que tomará el relevo de Automattic en el desarrollo de WordPress y algunos proyectos paralelos. Dado el tamaño que ha tomado este gestor de contenidos, tiene lógica que Automattic se centre más en los servicios y el soporte y ceda a una entidad creada ex profeso el grueso del desarrollo y mantenimiento del código.

Algunos opinan que esto garantiza que estos proyectos de los que «toma posesión» la fundación continúen siendo «gratis» (¿aún confundimos «software libre» con «software gratis»?). La licencia GPL bajo la que se desarrollan WordPress, bbPress y BuddyPress, junto con la comunidad que tienen, ya era y es garantía para su continuidad de proyectos libres. Otra cosa son los repositorios de themes y plugins, dónde en este caso, estar bajo el paraguas de la fundación, si le añade garantías.

Descon2, desconferencias 6 x 4

Una nueva iniciativa interesante que surge de miembros de la gofiosfera. Como ellos mismos explican, Descon2 es un proyecto que pretende organizar desconferencias periódicamente en Canarias. Seis presentaciones por sesión, de seis minutos cada una y cuatro minutos para las preguntas.

Un nuevo espacio para compartir conocimiento y generar debate. Una nueva forma de construir redes. La temática, de lo más abierta: es bienvenida cualquier iniciativa innovadora o interesante, desde el software e internet hasta la antropología y la música.

La primera sesión vendrá de la mano del iCities 2009, con ponencias sobre la propia Descon2, el proyecto de viaje Nueva Zelanda 2010, música electrónica, Fotozum y computación Grid y el LHC. Presentaciones de diferentes sabores aptas para casi todos los gustos.

Libre no es lo mismo que gratis

Antonio Cambronero menciona unas declaraciones de Richard Stallman sobre los servicios web: “It’s stupidity. It’s worse than stupidity: it’s a marketing hype campaign”.

Stallman siempre es particular en sus formas, pero no dejo de coincidir con él en el fondo. No deja de ser paradójico como muchos defensores del software libre (entre los que me incluyo) nos lanzamos a los brazos de empresas como Google, Yahoo! o, incluso, Microsoft, de la mano de sus aplicaciones de la “web 2.0”. Digo que es paradójico porque los que antes recelabamos por nuestra libertad de decisión, nuestra libertad de acción, nuestra libertad de acción, por no dejar en manos de ninguna empresa nuestra información, por no depender tecnológicamente de estas mismas empresas,… nos dejamos llevar por la vorágine del “2.0”, de lo fácil y bonito, dejando algunos de los valores que comento por el camino.

Algunos han ido abandonando poco a poco estos servicios, en favor de los autogestionados, de los que ellos controlan, con un software que ellos controlan o pueden controlar.

Yo reconozco que tengo algunas dificultades para desprenderme de algunos de ellos. Dejar GMail ahora me resulta complicado, porque no me veo capaz sin él de controlar todo el spam que me llega; hay soluciones pero requieren tiempo del que ahora no dispongo. Flickr supongo que sería relativamente fácil de substituir, pero también tengo que dedicar tiempo para “traerme” las casi mil fotos que tengo en mi cuenta. De resto también uso Google Calendar, que tampoco debería tener demasiados problemas de reemplazar por alguna solución libre.

Me lo tomo como un propósito. ¿Antes de fin de año? Tal vez.

Buscador de las administraciones públicas canarias

logo_metriz.png

No viene de ninguna administración pública esta fantástica idea. Los chicos de Metriz son los que han parido esta fantástica idea. Administración Canaria es un práctico buscador vertical que nos facilitará la vida más de una vez a la hora de buscar información dentro de la maraña de información de las diferentes instituciones canarias. De momento incluye más de 250 sitios web de los que recopila información. Detrás de todo está Google Custom Search Engine, el motor de búsquedas personalizado de Google.

Metriz se está convirtiendo en un verdadero exprimidor de las posibilidades del ecosistema que proporciona Google. No hay más que ver sus trabajos más recientes o el trabajo que llevan a cabo, a nivel personal, sus miembros: Fotozum, buscador vertical de Python, un memorable experimento sobre la API de You Tube y muchos más posts sobre estos temas.

Un argumento más para callar la boca a los que dicen que en Canarias no se innova. Sólo que no hay que mirar hacia arriba. Mejor mirar hacia abajo, hacia las hormiguitas trabajadoras.

OpenBank, contra sus usuarios

Muchas veces me pregunto quien asesora a grandes empresas en cuestión de usabilidad y experiencia de usuario. El caso de OpenBank es de esos que te molesta tanto como para dedicarle un post.

Recientemente han cambiado su web. Es una migración de libro… en los aspectos negativos. Continuas caídas del servicio ó imposibilidad o dificultad en acceder a ciertos servicios durante la migración por diseñar para un navegador en vez de hacerlo basándose en estándares entre otras perlas.

Y luego el resultado, bastante mediocre en términos generales. Aunque incorpora mejoras interesantes, como el poder guardar transferencias frecuentes, hay cosas que no tienen nombre. Si desde la experiencia de la usabilidad se aconseja facilitar las cosas a los usuarios, ellos las ponen un click más lejos. Al entrar en cualquiera de los apartados de la herramienta, disponemos de dos pestañas: operativa y contratación. Contra toda lógica, en OpenBank se accede por defecto a contratación cuando la acción que casi siempre usarán los usuarios será operativa. Cuantos clicks de más que se podrían evitar. Si alguien quiere un nuevo servicio ya pulsará en contratación.

Tu banco, que está ganando dinero con tu dinero, contigo, te tupe a publicidad, promociones, ofertas,… cuando lo que quieres es operar. Basta con mirar la pantalla “inicial” de transferencias (¿qué demonios vas a contratar relacionado con las transferencias?).

Una de las cosas de valor que aporta un banco por Internet es precisamente la operativa a través de su web. Es algo esencial. En OpenBank deberían cuidarlo un poco más si no quieren acabar aburriendo a más de un cliente o futuro cliente.

Ventana OpenBank: Transferencias

El infierno de la web de Renfe

Renfe no da pie con bola. No sólo tiene Barcelona patas arriba en el mundo físico, sino que su presencia virtual, su web es un cúmulo de despropósitos. Teniendo en cuenta que tengo un viaje a Madrid antes de Navidad, y que puedo planificarlo con tiempo, quería aprovechar los nuevos descuentos que han lanzado esta semana, de hasta un 60% (ya era hora que el tren tuviese unos precios competitivos).

Hacerme con los billetes ha sido un verdadero infierno. Primero que la página para comprar billetes no es la misma que la de consulta de horarios (aunque en esta salen precios, ninguno con los descuentos), lo que puede llevar a muchas confusiones a los que no somos habituales del tren.

Una vez dentro de la web de compra de billetes, lentitud y problemas con el calendario para seleccionar fechas . Al final la he tenido que meter a mano. Para obtener las ofertas hay que hacer un master. ADN incluso ha publicado un vídeo-tutorial. Si selecciones ida y vuelta, automáticamente te aplicará el descuento “ida y vuelta” (20%), con lo que ya no podrás beneficiarte de los descuentos estrella (40%) y web (60%). Así que si quieres los billetes más baratos, toca comprar primero la ida y luego la vuelta. El doble de trabajo para poner las cosas fáciles al personal.

Encontrar billetes con estos descuentos disponibles tampoco es moco de pavo. En la página de selección del tren no da información de los precios disponibles para ese tren, con lo que tienes que ir tren por tren, viendo si tienes la opción de pillar plaza con descuento.

Si has conseguido encontrar tus plazas con descuento, felicidades. Ahora toca rellenar el formulario de datos personales y pago bancario. Sobre los formularios supongo que se podrían decir muchas cosas, pero la que me ha molestado y me molesta bastante es el espacio que me dan en el campo provincia. Si el nombre de provincia más largo que en España es “Santa Cruz de Tenerife” ¿tanto cuesta pensar que el máximo de espacio en ese campo sea de 22 caracteres? Pues parece que sí, así que me ha tocado buscar una abreviatura que entrase. He tenido que poner “S/C de Tfe.”.

Pero lo peor de todo ha sido, una vez relleno el formulario, pasado por la página del banco para el pago, y cuando parece que todo ha ido bien, me devuelve a la página del formulario diciéndome que no hay suficientes plazas de la tarifa que he seleccionado (estoy reservando para dos personas, he seleccionado dos tarifas web, y parece que sólo queda una). Eso sí que me da mucha seguridad. Una vez en teoría formalizado el pago que me diga que no hay las plazas seleccionadas. Y si no hay ¿por qué me deja seleccionarlas? Por suerte, al comprobar los movimientos de la tarjeta no ha efectuado esos cobros, pero ya he tenido que ir a mirarlos, porque te quedas con la mosca detrás de la oreja.

En fin, que un verdadero desastre de web. Tanto no cuesta seguir el ejemplo de las compañías aéreas, que llevan años innovando en este tema. Muy mal por Renfe ofreciendo un sistema de venta digno de los noventa. Hacerse con los servicios de un experto en usabilidad no creo que esté fuera del alcance de una empresa como esta. Puede ser uno de los problemas de no tener competencia alguna.