El barraquito del desayuno

Los comienzos siempre son díficiles y este no es una excepción. Soy lector compulsivo de muchos weblogs y llega un momento en el que uno necesita crear su propio espacio. Y cuando lo tienes ya no se te ocurre que decir.

Empezar hablando de mis motivaciones, más que nada para que sepan lo que les espera a los que empiecen a visitar este rincón de manera habitual. Soy estudiante de Ingeniería Técnica de Informática de Sistemas y además trabajo como programador, con lo cual hablaré a menudo de las clases, lo que en ella trate y también sobre programación: lenguajes, algoritmos, técnicas, experiencias y demás.

Personalmente tengo especial interés en la arquitectura de la información, los buscadores y la recuperación de datos, así que supongo que este también será un tema que ocupe más o menos entradas. A la par soy fan de los estándares de la web con lo que les aburriré de vez en cuando con CSS y XHTML.

Como todo no iba a ser tecnología (no sólo de internet vive el hombre) el motivado lector que a estás alturas siga interesado en este proyecto de weblog soportorá de vez en cuando desvaríos varios (valga la rebuznancia) sobre libros, cine, cultura en general, política, sociedad y educación. Esto último parece que no pega mucho, pero mi tiempo libre lo gasto como monitor de ocio y tiempo libre con jóvenes, con lo que la pedagogía es algo que cuanto menos, me llama la atención.

Espero no haberles asutado y que los tenga por aquí de vez en cuando. Yo al menos intentaré ser tan fiel como ustedes lo sean 🙂