Los países que censuran Internet

Al hilo del post que publicaba sobre hace dos días sobre el pánico de los estados a Internet, hoy me encuentro en Barrapunto una noticia al respecto.

La OpenNet Initiative (ONI) es una organización dedicada a monitorizar y denunciar las prácticas de filtrado y control sobre de Internet por parte de los estados. El estudio Yuxi You ha preparado una presentación gráfica de los datos recogidos por la ONI en la que se ve de una forma divulgativa qué estados ejercen censura o control sobre la Red, qué censuran, qué métodos utilizan para llevarla a cabo y por qué supuestos motivos lo hacen.

En el mapa se puede ver que el filtrado de la Red no es algo exclusivo de regímenes totalitarios. Ni España, ni Francia, ni Alemania, ni Canadá, ni por supuesto EEUU escapan de este tipo de medidas. ¿Quién no teme al lobo feroz?

El pánico de los Estados a Internet

Rubalcaba lanzaba hace unas semanas la estúpida acusación contra Internet de ser el responsable del terrorismo internacional. Hace una semana Egipto pulsaba el «botón de apagado» de Internet en el país en un vano intento de frenar las protestas. Los gobiernos sienten pánico por lo que no pueden controlar.

Esta semana las noticias llegan del Reino Unido y de Canadá. Los británicos tienen la intención de limitar los usos de Internet a aquellos aceptables según sus propios intereses. Los canadienses por su parte, se empeñan en limitar la competencia de acceso a la Red, acabando con los pequeños proveedores díscolos, y favoreciendo un pequeño oligopolio más fácilmente controlable.

Por si alguno no lo tiene claro todavía, estos no son ni serán gestos aislados. Apuesto lo que sea que cada semana veremos varias noticias de este tipo. Sino tiempo al tiempo.

Claves sobre las tarifas con límite de descargas

Las telefónicas andan como locas últimamente por colar como una necesidad el hecho de limitar nuestras conexiones a la Red. Lo peor de todo es que desde el Gobierno de España y otras instituciones se les escucha e incluso se les llega a dar la razón. Por lo que pueda venir, es importante tener la mayor información posible al respecto. Versvs da en su blog seis claves sobre lo que supondrían estas tarifas con límites de descargas que ya imponen las operadoras en la telefonía móvil y sueñan con imponer en la telefonía fija.

Wi-Fi de Barcelona: con la ética hemos topado

Dice el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, que el servicio de Internet Wi-Fi que ha comenzado a ofrecer el Ayuntamiento en las calles de la ciudad será «libre, gratuito y universal». El alcalde tiene una concepción de libertad y universalidad bastante flexible por lo que se ve, ya que, salvo excepciones en ciertos lugares, las conexiones estarán limitadas a 60 minutos, a velocidades de 200 kbps y estará restringido el acceso a páginas y servicios que «puedan ser cuestionadas desde un punto de vista ético». Por ejemplo, el Messenger para el ayuntamiento es poco ético.

Lo dicho, un concepto de libertad y universalidad de lo más curioso.

EXGAE: asesoría cultural copyleft

En la guía Le Cool Barcelona de esta semana me encuentro con una minientrevista a Simona Levi, miembros de la EXGAE, la asesoría que pretende ayudar frente a los abusos de la SGAE.

Como la mayoría conocí la EXGAE por la red, tras su puesta en marcha allá por mayo. Pero, casualmente, me encontré con su local al asistir a la jornada Compartir dona gustet, a finales de mayo. La jornada se llevó a cabo en Conservas, el mismo espacio donde hace su labor de asesoría la EXGAE.

EXGAE es una iniciativa que surge de un amplio colectivo de ciudadanos y asociaciones relacionados con el mundo de la cultura y el activismo. Pretende asesorar, dar respuestas, herramientas y recursos a usuarios de la cultura y creadores, dentro del marco del copyleft.

De la entrevista me quedo con la siguiente pregunta:

¿Otras luchas? Defender las redes P2P. El gobierno debe legislar en favor de la ciudadanía y no de los lobbies privados, fomentando la cultura y no la industria cultural.

Redtel pide “orden” en la Red: sobre la neutralidad en Internet

El lobo se empieza a quitar de encima la piel de cordero. Ya lo avisaban desde blogs más centrados en temas como la privacidad y la neutralidad en la Red. La ley Sarkozy para el control de Internet traería cola. Primero fue el Reino Unido, con un modelo propio, la que se subió al carro (aunque de momento no es más que una propuesta de ley y hay quien piensa que es irrealizable). Ahora son las telecos españolas las que empiezan a presionar para seguir un modelo similar a la propuesta británica.

Pasamos de la neutralidad en la propuesta de reforma, por Entesa Catalana, de la LISI, a un panorama donde se ponen en riesgo los ciberderechos de los ciudadanos españoles.

Ya ONO se dedica a bloquear el tráfico P2P. Redtel, la asociación que agrupa a las grandes empresas de telecomunicaciones españolas, habla ahora de “poner orden a la Red”, condicionando su inversión en infraestructuras a un marco legal que les permita controlar que hacen los usuarios, paso previo al fin de la neutralidad en las comunicaciones, introducción de tarifas por servicios preferentes y demás consecuencias.

La neutralidad en la red es vital para conservar nuestros derechos, nuestros espacios de libertades sin tener que llegar a pagar más por ello. Los movimientos en países como Francia y Gran Bretaña avecinaban borrasca. Habrá que andarse con ojo para que la tormenta no invada la UE y se pase al resto de los países de la Unión.

LISI: la cara y la cruz

Una de las noticias de la semana ha sido el culebrón que ha montado el PP con su decisión de apoyar en el Senado la propuesta de Entesa Catalana de Progres para retirar el canon digital de aquí a un año.

Pero hoy en el Congreso, con el debate de esta ley, hay mucho más en juego. Cosas tan o más importantes que el asunto del canon, que no supone más que una disposición adicional de toda una ley. Versvs hace un fantástico resumen de todo ello. Temas como la neutralidad de la red, la no intervención estatal en redes ciudadanas de comunicaciones, exención de pago del canon por parte de las Administraciones Públicas, que el software desarrollado por la Administración sea libre y el acceso libre a los resultados de la investigación financiada con fondos públicos.

Debemos ser conscientes que en todo esto hay mucho más en juego que el canon o el no canon. La LISI pueden ser las bases del auténtico desarrollo de la Sociedad de la Información en España.

Por la neutralidad en la Red

En EEUU se está disputando una de las luchas más importantes que pueda haber en la actualidad por la buena salud de la red de redes. Las grandes operadoras de telecomunicaciones, a la vista del gran negocio en que se ha convertido la red, no se contentan con el trozo de pastel que les ha tocado y pretenden hacer aún más caja de sus servicios. ¿Cómo? Jerarquizando y cobrando por los contenidos según su naturaleza. No será suficiente con que pagues tu cuota a tu proveedor habitual de Internet, tendrás que pagar un extra si quieres hacer uso de las redes P2P, o de la descarga de vídeos, de las llamadas a través de Internet ó VoIP, y así con cualquier otro servicio imaginable.

Si hasta ahora la neutralidad ha garantizado el éxito de Internet y su crecimiento como un espacio realmente libre y democrático, esta medida llevada hasta sus últimas consecuencias supondría un cambio radical de la red que conocemos, ya que los usuarios perderíamos nuestra relativa igualdad en la red, volviendo, una vez más, a un sistema de clases según el tamaño de nuestra cuota (y nuestra cartera). Las reacciones no se han hecho esperar y miles de ciberactivistas se han unido para luchar por la neutralidad de la red, con Lawrence Lessig, profesor Stanford y escritor de Por una cultura libre, a la cabeza.

Por nuestra parte no queda más que estar atentos a lo que pasa al otro lado del Atlántico, y sobre todo, estar informados de cara a las consecuencias que puedan tener para nosotros las decisiones que allí se tomen. En este sentido me ha gustado el post de Enrique Dans proporcionando las webs de las dos partes en conflicto, los que están a favor y en contra de esta medida:

Lo mejor que se puede hacer es leer lo que ambas iniciativas proponen, y formar nuestra propia postura.