África ¿otro tren perdido para Canarias?

Que en el despegue económico de África hay cada vez más ojos puestos es desde hace tiempo un secreto a voces. En los últimos años parece que en Canarias ha habido una serie de movimientos para aprovechar su posición de enclave (aún teniendo una balanza comercial negativa) en el continente y beneficiarse de ese despegue. Esto a pesar de que se cuestionaba si estas acciones no llegaban tarde y sería ya complicado hacerse un hueco en la economía africana.

Lo peor no es sólo llegar tarde, es llegar mal. No se puede plantear una opción seria si seguimos reproduciendo los modelos de toda la vida, cuyos resultados son más que cuestionables aquí, pretendiendo aplicarlos a todo un continente frente a competidores mucho más ágiles e innovadores, más adaptados a los tiempos que corren.

Cuanto más se tarde en revisar como se están haciendo las cosas, más tarde llegará Canarias y más complicado será tener un papel relevante en la economía africana.

No conviene perderse el resto de artículo de la serie de Jorge Ancor Dorta sobre las recientes jornadas celebradas en Tenerife, «International Partnerships Conference: Doing Busines With Africa»:

3 opiniones en “África ¿otro tren perdido para Canarias?”

  1. ¡Más bien un tren hacia Canarias! La conformación de la región macaronésica y el hecho de que Cabo Verde permitiría a los canarios seguir viviendo como más les gusta (rodeados por ese océano precioso) me dicen que más que un tren perdido es un tren al que vale la pena montarse… y quizá para ello haya que cambiar de islas, un tiempo al menos 😉

  2. Bueno, hace tiempo que ganas de irme un tiempito a Cabo Verde no me faltan, pero de momento sigo por Barcelona 🙂

    Ya hay empresarios canarios que están yendo a Cabo Verde, pero más que innovar están reproduciendo el modelo que les dió dinero en las islas: construcción, construcción y más construcción. Se supone que también se trataba de implantar allí tecnología canaria sobre renovables pero si echaste un vistazo a los enlaces que puse habrás visto que esas «maravillas tecnológicas» deben de interesar bien poco a los caboverdianos y a los inversores que allí están llegando.

    En fin, si algún día desde las Indias se proponen montar aquella escuela sobre IT en Cabo Verde de la que me habló una vez David acuerdense de mi 😉

Comentarios cerrados.