Wi-Fi de Barcelona: con la ética hemos topado

Dice el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, que el servicio de Internet Wi-Fi que ha comenzado a ofrecer el Ayuntamiento en las calles de la ciudad será «libre, gratuito y universal». El alcalde tiene una concepción de libertad y universalidad bastante flexible por lo que se ve, ya que, salvo excepciones en ciertos lugares, las conexiones estarán limitadas a 60 minutos, a velocidades de 200 kbps y estará restringido el acceso a páginas y servicios que «puedan ser cuestionadas desde un punto de vista ético». Por ejemplo, el Messenger para el ayuntamiento es poco ético.

Lo dicho, un concepto de libertad y universalidad de lo más curioso.

Una respuesta a “Wi-Fi de Barcelona: con la ética hemos topado”

  1. BUeno.. para que pueda ser universal, y llegar a todo el mundo debe haber una “límites” establecidos xDD jeje.

    Me gusta con se llenan los políticos de moscas la boca ellos mismos.

Comentarios cerrados.