¿Por qué no hay campus virtuales en Canarias?

La próxima semana se celebrarán en Barcelona unas jornadas de presentación del Proyecto Campus. El proyecto consiste en la construcción de campus virtual basado en software libre, que permita recibir enseñanza superior completamente en línea o de forma semipresencial. En el proyecto colaboran ocho universidades catalanas y está promovido por la Generalitat de Catalunya.

Me ha gustado por dos cosas. Por un lado la colaboración entre tantas instituciones, que aunque parece algo elemental es algo a que, tristemente, no se suele ver. Por otro el uso de algo que está ahí, al alcance del que lo quiera hacer, como es el uso de Internet para la educación a distancia, facilitando el acceso a ciertos estudios a personas que, de no tener esta posibilidad, tendrían que desplazarse grandes distancias, con los problemas a nivel económicos y a veces a nivel personal que eso conlleva.

Mientras, a unos tres mil kilómetros de distancia, en un territorio realmente fragmentando y donde la distancia es un problema más que considerable, hasta la consejera de educación admite la falta de colaboración entre las dos universidades públicas canarias y el «gran proyecto» educativo, apoyado por algunas instituciones públicas, es la creación de universidades privadas presenciales.

Cuando empecé a ver como funcionaba la UOC ya me empezó a corroer la envidia sana y pensé: «¿por qué en Canarias no se pruemeve algo así?». Y ahora esta opción es más fácil, no hace falta crear ninguna nueva institución, basta con la colaboración entre las que hay. De hecho algunas de las herramientas que usa el proyecto campus, como el Moodle, ya se usan tanto en la ULL como en la ULPGC.

Canarias es un sitio idea para la implantación de proyectos de este tipo. Tenemos los incentivos para la investigación necesarios, desde el punto de vista de las necesidades. Subirse al carro no es suficiente, lo importante es innovar.

2 opiniones en “¿Por qué no hay campus virtuales en Canarias?”

  1. Creo que hace tiempo vi en la web de la ULPGC que ofertaban algo por el estilo en algunas carreras, como Relaciones Laborales. Eso sí, económicamente es mucho más costoso que en el método tradicional o presencial.

  2. ¡¡Imagina que absurdo!! Los costes del aula virtual son muchísimo menores que los del aula física… y encima lo ponen más caro. Es, de entrada, algo condenado al fracaso. Para eso pago menos y ya me encargaré de conseguir apuntes, aunque no vaya clase.

    En fin, que está claro que era algo que no se tomaron en serio.

Comentarios cerrados.